PLUGINS

1. Descarga el plugin

Normalmente, estará en forma de fichero comprimido (zip). Lo descargas, lo descomprimes en tu ordenador y verás – una de dos – una carpeta o un fichero sencillo. En algunos casos vendrá acompañado de un fichero de texto con explicaciones acerca de su uso e instalación, te recomiendo que lo leas siempre.

El archivo principal del plugin suele ser un fichero con extensión .php donde, si lo abres con un editor de texto, verás que también suele dar información de su función, autor, versión, etc. Esta información es la que se suele visualizar en la ventana de administración de plugins de tu blog.

También, dependiendo del plugin, puede que venga acompañado con otros archivos y carpetas.

2. Sube el plugin a tu servidor

Debes subir a tu servidor la carpeta o fichero del plugin. La ruta donde se debe alojar siempre es “wp-content/plugins/“, quedando una vez lo hayas subido como “wp-content/plugins/miplugin/” – si es carpeta – o “wp-content/plugins/miplugin.php” si es un archivo simple.

Para subir los archivos puedes utilizar tres métodos principalmente:

  1. Cliente FTP – Tienes que introducir los datos de acceso al servidor que te facilita tu proveedor de alojamiento. Dispones de muy buenos clientes gratuitos para Mac, Linux y Windows, y todos realizan su trabajo de manera rápida y sencilla, permitiendo incluso subir archivos con el procedimiento de arrastrar y soltar. Es mi opción recomendada.
  2. Panel de Control del Alojamiento – En muchas ocasiones, aunque no siempre, tu proveedor de alojamiento dispondrá de un navegador de archivos desde el cual podrás realizar tareas de carga y descarga de archivos, edición y casi cualquier cosa que harías con un cliente FTP. La ventaja es que todo lo haces desde el navegador y sin necesidad de instalar ninguna aplicación en tu ordenador.
  3. OneClick / MyFTP– Estos plugins para WordPress te permiten subir e instalar plugins y themes sin salir del panel de administración de tu blog WordPress. Su principal ventaja es que no tienes que descomprimir antes en tu ordenador el plugin descargado pues lo hacen por ti.

Por supuesto, hay mas opciones pero lo que obtienes con todas ellas es mas o menos esto …

Y como comentábamos antes, dependiendo de si los plugins vienen en carpeta o no puedes tener de ambos tipos dentro del directorio.

3. Activa el Plugin

Una vez tienes los archivos en el lugar indicado debes acceder a tu panel de control de WordPress y dirigirte a la ventana de Plugins. Verás una lista de los disponibles, donde puedes distinguir los activos de los inactivos por su distinto color y el enlace que te ofrece “Activar” o “Desactivar”.

Solo tienes que hacer clic en “Activar” y tu plugin estará instalado completamente.

Ahora bien, debes tener en cuenta en este punto que algunos plugin necesitan alguna configuración. Para ello hay dos posibilidades:

    1. Página de Opciones – En la ventana de Opciones de tu panel de administración vas a encontrarte apartados para la configuración de algunos plugins. Siempre es recomendable visitarlos y personalizar su funcionamiento de modo que se adapte a la función que deben realizar, y a veces incluso podrás configurar su aspecto.

  1. Inserción de Código – En muchas (si, muchas) ocasiones deberás activar el plugin insertando algún tipo de código en los ficheros de tu plantilla. Es un método que te puede parecer antiguo e incluso provocarte inseguridad si no tienes familiaridad con la programación, pero es un modo muy seguro y adaptable de incluir funciones … sobre todo si son de cara a tus lectores. De este modo no solo ofrecerás lo que te aporta el plugin sino que puedes incluso decidir tu mismo donde mostrar sus virtudes. Normalmente en el fichero README del plugin en cuestión te indicará cual es el código a incluir, donde puedes añadirlo e incluso si dispone de parámetros variables que puedes ajustar.Algunos muy populares que utilizan este método son los de Lester Chan. Por ejemplo, en la documentación de uso de WP- PageNavite indica que para activarlo completamente debes incluir el siguiente código en el lugar donde quieras que aparezca el menú de navegación “estilo Digg” que te ofrece el plugin.
    < ?php if(function_exists('wp_pagenavi')) { wp_pagenavi(); } ?>

    En el caso de este plugin te aconseja añadir este código en el archivo footer.php de tu plantilla (normalmente antes de la etiqueta </body>)